El rol del docente en el siglo XXI

Última actualización en Lunes, 24 Noviembre 2014 Publicado el Jueves, 02 Octubre 2014

Como sabemos, el aprendizaje no se da de la misma manera en todos. Ante esta realidad, el maestro tiene dos opciones:

  • Utilizar las diferencias que se le presentan como un potencial que trae diversos talentos al grupo y que beneficia a todos, o
  • Tratarlas sólo de manera superficial, o ignorarlas, y perder la gran oportunidad que brinda la diversidad.

Es necesario que el maestro pueda crear en el aula una atmósfera que invite a todos a investigar, a aprender, a construir su aprendizaje, y no sólo a seguir lo que él hace o dice. El rol del maestro no es sólo proporcionar información y controlar la disciplina, sino ser un mediador entre el alumno y el ambiente. Dejando de ser él, el protagonista del aprendizaje para pasar a ser el guía o acompañante del alumno.

Pero... ¿cómo se puede lograr? Diferentes autores proponen una serie de características que conforman el perfil de un maestro que se considera adecuado para atender a la diversidad del salón de clase y tomar ventaja de la riqueza que esta diversidad aporta al ambiente de aprendizaje.

Este puede adecuarse en el nivel infantil de enseñanza-aprendizaje y a cualquier nivel.

El Docente:

  • Estimula, acepta la autonomía y la iniciativa de los estudiantes.
  • Utiliza una gran diversidad de materiales manipulativos e interactivos. Presenta a los alumnos posibilidades reales y luego les ayuda a generar abstracciones, logrando que el aprendizaje sea significativo.
  • Es flexible en el diseño de la clase, determina estrategias de enseñanza. Es importante mencionar que esta flexibilidad no se refiere a que el alumno decida qué se hará o no en la clase. Sino que se enfoca en aprovechar los momentos en que los estudiantes se muestran más interesados para ciertos temas y así poder profundizar en ellos.

  • Averigua cómo han comprendido sus alumnos los conceptos antes de compartir con ellos su propia comprensión de los mismos.
  • Utiliza terminología cognitiva .Nuestro vocabulario ayuda la forma de pensar y actuar.
  • Estimula a los alumnos a entrar en diálogo tanto con el maestro como entre ellos y a trabajar colaborativamente teniendo la oportunidad de compartir sus ideas y de escuchar las ideas de los demás, le brinda al alumno una experiencia única en la que construye significados. El diálogo entre los niños es la base del aprendizaje colaborativo.
  • Promueve el aprendizaje por medio de preguntas inteligentes y ánima a los estudiantes a que se pregunten entre ellos. Si los maestros preguntamos a los alumnos para obtener sólo una respuesta correcta, entonces los estamos limitando.

  • Intenta que los alumnos elaboren sus respuestas iniciales.
  • Involucra a los estudiantes en experiencias que pueden engendrar contradicciones a sus hipótesis iniciales y luego estimula la discusión. De esta manera permite que los alumnos aprendan de sus propios errores y reformulen sus perspectivas.
  • Da "un tiempo de espera" después de hacer preguntas. Este tiempo permite a los alumnos procesar la información y formular conceptos. Es importante respetar el ritmo de cada alumno. Algunos que no pueden responder de manera inmediata, si no los esperamos, pasarán a ser sólo observadores puesto que no se les da el tiempo de buscar la solución.
  • Provee tiempo para que los estudiantes construyan hipótesis. El maestro debe crear el ambiente de aprendizaje y permitir a los estudiantes construir y descubrir, ya que todo esto les lleva tiempo.
  • Alimenta la curiosidad natural de los estudiantes utilizando frecuentemente el modelo del ciclo de aprendizaje

El docente dedicado al ámbito infantil debe estar bien preparado en relación con su rol, para asumir la tarea de educar a las nuevas generaciones, y ello implica no solo la responsabilidad de transmitir conocimientos básicos para el preescolar, sino también el compromiso de afianzar en los niños valores y actitudes necesarios para que puedan vivir y desarrollar sus potencialidades plenamente, mejorar su calidad de vida, tomar decisiones fundamentales y continuar aprendiendo.

El docente de nivel inicial que sustenta su práctica en pedagogía Waldorf; debe afrontar su profesión con el desafío de que se aprende o se convierte en algo propio.

Fuente: Trabajo realizado en el marco de la Cátedra de Pedagogía
del primer año de la carrera de Profesorado
Instituto Superior de Formación Docente Nº N65
Autores: Aixa Mosqueira y Gisele Andersen

Si deseas enviarnos artículos, ingresa aquí.

Visitas: 877